Aral Digital.- Compañía Cervecera de Canarias (CCC), uno de los mayores grupos industriales del Archipiélago, que ha incrementado un 20,4% las inversiones en la modernización de sus infraestructuras durante los últimos dos años, invertirá más de 7,14 millones de euros en la optimización de sus procesos de fabricación y distribución durante el presente ejercicio.

Ello incluye aspectos relacionados con la adecuación y optimización de sus instalaciones para flexibilizar el proceso de envasado de nuevos formatos, la adquisición de materiales expositivos y equipamiento para los puntos de venta, y la actualización de equipos informáticos y sistemas de información, principalmente. Durante los últimos 8 años, la compañía habrá realizado unas inversiones cercanas a los 64,5 millones de euros.

CCC, consciente de la importancia que tiene su actividad en el desarrollo industrial del Archipiélago, viene incrementando durante los últimos años el volumen de sus inversiones, centradas principalmente en modernizar y flexibilizar sus procesos de fabricación, adaptándolos a nuevos formatos de envases en sus dos fábricas ubicadas en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. De hecho, durante 2007, la compañía tiene previsto invertir 2,44 millones de euros en ambas instalaciones, con un reparto similar entre ellas.

Además, la compañía dedicará cerca de 3,36 millones de euros a aspectos relativos a la adquisición de materiales expositivos y equipamiento para los cerca de 13.000 puntos de venta de los productos fabricados o distribuidos por CCC en el Archipiélago, tales como grifos expositores, enfriadores, equipamientos diversos para restaurantes, etc...

CCC invertirá, también, 1,35 millones de euros en la actualización de sus sistemas de información (equipos informáticos, servicios de firma óptica, terminales de venta, servidores, wireless, …), dotándolos de las últimas innovaciones tecnológicas, a la vez que en servicios generales diversos (mobiliario, renovación de las delegaciones y flota de vehículos, obras e instalaciones diversas, etc.).

Estas cifras ponen de manifiesto la apuesta de la compañía por ser un referente en modernidad e innovación en sus procesos productivos, a la vez que una demostración de su implicación con el desarrollo económico e industrial del Archipiélago. De hecho, desde el año 2000, CCC habrá invertido cerca de 64,5 millones de euros en el acondicionamiento y modernización de sus instalaciones y redes de distribución, dotándolas de los servicios más modernos e innovadores.

Según Alfonso Bosch, Consejero Delegado de CCC, “estas cifras son un claro ejemplo de la apuesta firme y decidida de la compañía por continuar generando riqueza y desarrollo para la economía regional. Nuestra meta es alcanzar la excelencia en todos los aspectos de nuestro negocio optimizando la eficiencia de los procesos de fabricación y distribución para mejorar el impacto de nuestra actividad en el entorno”.