En Alcobendas, a menos de quince minutos del centro de Madrid, la empresa Domingo del Palacio, Dompal, cuenta con la mayor bodega de jamones de esta Comunidad, en la que culminan su periodo de afinamiento más de 50.000 piezas de jamones ibéricos y serranos de las Denominaciones de Origen y de calidad Jabugo, Guijuelo, Dehesa de Extremadura y E.T.G. Jamón Serrano.

De esta bodega, ubicada en unas instalaciones de 4.000 m2, salen los jamones destinados tanto a las líneas anexas de deshuesado y loncheado de la empresa como a la distribución directa a los clientes desde toda España. La oferta de productos de Dompal le ha permitido situarse como referente tanto en la distribución organizada y tradicional, como en hostelería y restauración; con una producción que se dirige al 50% a ambos canales.

La empresa tiene una dilatada experiencia en la distribución de pedidos multiproducto y una clara orientación al cliente desde su especialización en productos con Denominación de Origen. Dompal cuenta con plantas propias de elaboración para jamón ibérico en El Repilado-Jabugo (Huelva), y para jamón serrano en San Vicente del Raspeig, además de su sede central en Alcobendas (Madrid), donde se encuentran sus oficinas, sede comercial e instalaciones de bodega, deshuesado y loncheado, almacenamiento, picking multiproducto y distribución.

El grupo Dompal, que inició su andadura en 1962, elabora y comercializa productos gourmet con una gama que va desde su producto estrella, los jamones ibéricos y serranos en todas las calidades y presentaciones comerciales, y la gama completa de productos del cerdo ibérico (embutidos, carnes frescas, paletas, lomos y morcones); hasta embutidos y especialidades, patés y foie-gras, quesos, conservas y semiconservas de pescado, ahumados, conservas vegetales, platos preparados, lotes de Navidad, vinos, aceites, etc.

Según ha explicado Juan Carlos Tejero, director general de Dompal, durante la presentación de las instalaciones de Alcobendas, "esta bodega de jamones es un motivo de orgullo para nuestra empresa. Queremos poner en valor estas instalaciones para contribuir a dar a conocer y difundir mejor la cultura del jamón no sólo entre nuestros clientes de la distribución y la hostelería, sino también entre los consumidores, para que valoren más y mejor estas auténticas joyas de nuestra gastronomía. Nos gusta decir que nuestra bodega de jamones, en la que se abrazan los mejores aromas de los jamones españoles, es uno de los muchos tesoros ocultos de Madrid".