AMDPress.- El mercado alemán ofrece a los productores de vino español un gran potencial y canales de distribución por desarrollar, según el jefe del Departamento de Vinos de la Oficina Económica y Comercial de España en Düsseldorf (Alemania), Pedro Calvo. Dentro del seminario “El mercado alemán del vino”, Calvo destacó además el desconocimiento de la industria vinícola española sobre el funcionamiento de los canales de distribución en el mercado alemán.

Señaló las condiciones de competencia del sector en Alemania, que es el mayor importador de vinos del mundo y, además, cuenta con una industria productiva, con denominaciones de origen, variedades autóctonas y una cultura de vino. Pedro Calvo considera que ambos factores suponen la presencia de una gran oferta, con un fuerte poder de compra y unos precios muy competitivos. En cualquier caso, explicó que “la relación calidad-precio de los vinos españoles en Alemania es mucho mayor que la de otros países”.

Según los datos de la Oficina Económica y Comercial de España en Düsseldorf, la producción de vino en Alemania alcanzó los 1.018 millones de litros en 2002; mientras que las importaciones totalizaron 1.230 millones de litros, con una facturación de cerca de 1,8 millones de euros.

La Federación Española de Vinos (FEV) registró unas exportaciones de 959 millones de litros, un 4,87% menos que lo registrado en 2001. Alemania, pese a que redujo la importación de vino español, es el principal destino de este producto, con un peso sobre la facturación total del 19,46%.