Aral Digital.- Los españoles han reducido un 3,3% su gasto en productos de alimentación y bebidas en el último año (entre el 1 de octubre de 2008 y el 30 de septiembre de 2009), hasta totalizar 87.645 millones de euros, según ha asegurado hoy, 24 de noviembre, Elena Espinosa, ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM). Espinosa, que ha participado en la presentación del “Informe 2009 sobre Producción, Industria, Distribución y Consumo de Alimentación en España” de Mercasa, ha apuntado que “el sector agroalimentario español ha sabido adaptarse y enfrentarse a la crisis, y saldrá fortalecido de ella”.

La titular del ramo ha afirmado que “la actual situación económica está actuando como un pequeño freno a la evolución expansiva del sector de la restauración”, pero que también está cambiando los hábitos de consumo de los españoles. Así, la ministra ha destacado el trasvase del consumo alimentario fuera del hogar hacia el consumo dentro del hogar, donde actualmente se realiza el 74% del gasto, manteniéndose la calidad como factor determinante en la elección de los establecimientos de compra, por encima del precio.

Igualmente, Espinosa ha advertido el descenso de la fidelidad de los consumidores a su establecimiento habitual, ya que ahora visitan distintos puntos de venta en busca de la mejor relación calidad-precio. Por último, la ministra ha identificado como una de las “asignaturas pendientes” del sector la internacionalización, y ha apuntado que “es ahora cuando hay que hacer más esfuerzos que nunca” en este sentido.

De otro lado, Ignacio Cruz Roche, presidente de Mercasa, ha puesto de manifiesto que se ha producido un “cambio de tendencia” durante este mes de octubre en la comercialización mayorista de alimentos frescos, con crecimientos positivos en frutas y hortalizas y carnes respecto al mes anterior, y con un aumento del 6% en pescados y mariscos.

Por su parte, Enrique Martínez Robles, presidente de la SEPI, ha remarcado que esta información proporcionada por Mercasa se ha convertido en “una herramienta especialmente útil para las pymes, que carecen de sus propios sistemas para la obtención de estadísticas”, y que, “en la actual situación económica, estos datos adquieren aún más relevancia para mejorar la gestión empresarial y conocer las tendencias del mercado actual”.

En lo que a comercialización de alimentos y bebidas se refiere, el informe de Mercasa destaca la “importancia relativa de los supermercados”, que concentraban una cuota de mercado del 46,1% en 2008, ya que han aumentado progresivamente su participación en detrimento principalmente del comercio especializado (28% de cuota), que junto al resto de formatos tienen una presencia cada vez menos notable. Por su parte, los hipermercados cuentan con una cuota cercana al 17%.