Aral Digital.- La multinacional española Europastry ha reorganizado su estructura accionarial de tal forma que las acciones del grupo agroalimentario Vall Companys han sido adquiridas por la familia Gallés, accionista principal, y por el fondo de capital riesgo MCH Private Equity. Este proceso de reorganización tiene como objetivo “potenciar la expansión internacional de la compañía”, indican desde Europastry.

Tras esta operación, la familia Gallés pasa a controlar el 80% de las acciones de la propietaria de las marcas Fripan, Frida, Dots y Yaya Maria; MCH, el 18% y una pequeña participación del 2% se mantiene en manos del equipo directivo.

MCH Private Equity es una firma española que participa en empresas líderes en sus sectores con gran presencia internacional como Talgo, Conservas Garavilla (Isabel) o Gamo Outdoor. “MCH es un fondo de inversión con una clara visión internacional que coincide con nuestra forma de enfocar el negocio y que tiene la dimensión adecuada para acompañar a una compañía familiar como la nuestra en su proceso de expansión”, afirma Jordi Gallés, presidente de Europastry.

En esta línea y para impulsar la internacionalización, la compañía estudia la adquisición de una empresa de referencia de su sector fuera de España. Europastry es ya la tercera empresa europea de su segmento de negocio con importante presencia en países como Francia, Alemania, Italia y Holanda. En este último país, la compañía abrió, el pasado año, una filial comercial desde la que potenciar su presencia en los países del centro y norte de Europa, siendo ya cinco las delegaciones propias de las que dispone entre Europa y Estados Unidos.

El nuevo impulso que ahora acomete la compañía tiene como objetivo que Europastry alcance, en el plazo de cuatro años, una facturación superior a los 500 millones de euros de los que el 25% provengan de mercados exteriores. En la actualidad, el capítulo exportador supone el 15% de la facturación global de la compañía.