La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (Fiab), ha celebrado por videoconferencia su Consejo de Dirección y su Asamblea General, para lo que ha contado con la participación de la vicepresidenta tercera y ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño.

La Federación ha trasladado a la ministra su preocupación ante la crisis económica a la que se enfrenta nuestro país debido a las consecuencias derivadas de la pandemia y ha transmitido a Calviño la importancia de fomentar la colaboración de la Administración y las empresas para trabajar en la pronta recuperación del sector y de la economía española en su conjunto.

De hecho, según estimaciones de la Federación, la crisis del coronavirus podría poner en peligro entre 4.000 y 11.000 puestos de trabajo de manera directa, así como amenazar la supervivencia de aproximadamente 800 empresas, en su gran mayoría pymes. También podría suponer la pérdida de hasta 10.000 millones de euros en producción y caídas de entre un 6% y un 11% en las exportaciones.

Tomás Gómez-Cuétara: “Para la pronta recuperación de nuestro país es necesario contar con las empresas, y aún más con un sector como el nuestro, que a lo largo de la cadena suma más de dos millones de trabajadores y que proporciona estabilidad en prácticamente la totalidad de localidades de España”

Por tanto, y teniendo en cuenta este escenario, el Consejo de Fiab ha instado a Nadia Calviño a adoptar medidas que fomenten la competitividad de la industria. Entre otras, desde la Federación, piden promover la unidad de mercado y evitar regulaciones que resten competitividad a la Industria de Alimentación y Bebidas, así como trabajar en la recuperación de la confianza de los ciudadanos para el impulso del consumo, la reapertura de la hostelería en condiciones de seguridad, la atracción del turismo y la promoción de los productos españoles en el extranjero.

Además, la Federación ha señalado la importancia de que el Gobierno desestime la imposición de impuestos al consumo con el objetivo de mantener una mayor renta disponible para los ciudadanos, contribuyendo así a la recuperación económica, y ha solicitado a la ministra que se tengan en cuenta las propuestas de la industria de alimentación y bebidas para la toma de decisiones.

Por su parte, el presidente de Fiab, Tomás Pascual Gómez-Cuétara, ha querido agradecer la ejemplar actuación de los trabajadores, empresarios y asociaciones sectoriales que “en momentos de gran incertidumbre han reaccionado de manera rápida y responsable para garantizar el abastecimiento de productos en los hogares”, al mismo tiempo que ha reivindicado el papel de las empresas como motor de la recuperación en los próximos meses.

En relación a esto último, Gómez-Cuétara ha indicado que “para la pronta recuperación de nuestro país es necesario contar con las empresas, y aún más con un sector como el nuestro, que a lo largo de la cadena suma más de dos millones de trabajadores y que proporciona estabilidad en prácticamente la totalidad de localidades de España”.