Fini Golosinas continúa con su estrategia de expansión en el mercado exterior donde, a sus filiales en Brasil, Chile, Portugal, Francia y Reino Unido, se suma ahora su presencia en EEUU, donde operará desde principios de este año bajo el nombre de Fini Sweets. El desembarco entre los consumidores norteamericanos supone un nuevo hito en la implantación internacional de la marca, presente en casi un centenar de países y que ya distribuye el 75% de su producción fuera de España.

Fini Sweets comenzará su andadura con centrales de distribución en diferentes puntos de EEUU – California, Georgia y Pensilvania-, lo que asegura la capacidad de la marca para llegar a grandes mayoristas y retailers. Además, la creación de esta sucursal vendrá de la mano de nuevos lanzamientos exclusivos para el mercado norteamericano, como el Crunchy Diablo, un marshmallow cubierto con el carácterístico aroma picante del chile.

Esta nueva apuesta internacional ha supuesto un espaldarazo para la presencia de Fini Golosinas en ISM 2016, donde la marca ha adelantado las más de medio centenar de nuevas referencias y mejoras en packaging y tecnología alimentaria que se incorporarán a su amplio catálogo durante este año.

"Para Fini, ISM es siempre una cita importante y una oportunidad para mostrar nuestra faceta más innovodora, con productos reconocibles por su originalidad y calidad. Un ejemplo de este continuo trabajo de I D i son algunos de nuestros últimos lanzamientos, que atienden las demandas de consumidores específicos, como nuestra gama de golosinas aptas para celiacos, Zero Gluten", explica Antonio Andrés Sánchez Bernal, director general de Fini Golosinas.