AMDPress.- La Federación de Industrias Portuguesas Agroalimentarias ha anunciado que va a solicitar una audiencia a la comisión instaladora de la Agencia para la Calidad y la Seguridad Alimentaria que tomó el día 11 de febrero posesión de su cargo. Cuando el Gobierno portugués decidió dar a la Agencia para la Calidad y la Seguridad Alimentaria una estrcutura que le permitiese avalar científicamente los riesgos alimentarios, la FIPA mostró su satisfacción con tal medida y por ello muestra ahora su total disponibilidad para cooperar con esta Comisión Instaladora.

La Federación apostó siempre por la creación de una agencia alimentaria con una estructura eficiente e innovadora y sin responsabilidades fiscalizadoras. La FIPA considera que los servicios de fiscalización deben ser independientes de la Agencia. El organismo debe ser, en su opinión, una referencia científica que contribuya a asegurar un elevado nivel de protección de la salud y mantener el nivel de confianza de los consumidores.

Fundada en 1987, la FIPA es la entidad nacional lusa legítimamente reconocida como portavoz de la industria agroalimentaria del país, ya que entre agentes económicos y adeministración pública represtena más del 60% del sector. Socios contribuyentes de FIPA son empresas como Amorim, Lage, Compal, Coca-Cola, Danone, Fima, Knorr, Matutano, Nestlé, Nutrinveste, Procter&Gamble e Sumolis.