AMDPress.- La conservera Grupo Calvo facturó 307,9 millones de euros en 2004, lo que representa un aumento del 19,5% respecto a 2003. Por otra parte, el ebitda se situó en 28,06 millones de euros y el beneficio neto en 5,3 millones de euros, frente a los 4,3 millones obtenidos en el ejercicio anterior. Estos datos incluyen la consolidación de 2004 de las principales magnitudes de la brasileña Gomes da Costa (GDC), adquirida por el grupo el pasado año.

Gomes da Costa es el mayor grupo conservero de Brasil y América Latina, especialista en conservas de pescado, fundamentalmente sardina y atún. Con esta compra, Calvo reafirmó sus planes de internacionalización entrando en un mercado con elevado potencial de crecimiento. De hecho, tras la compra de GDC, el 59% de los ingresos del grupo procederán de su actividad internacional.

En cuanto a las previsiones para 2005, Grupo Calvo espera aumentar su facturación hasta los 330 millones de euros, a través del mantenimiento de su liderazgo en los mercados domésticos, fundamentalmente en España, Italia y Portugal (con cuotas del 17%, 14% y 10%, respectivamente), y del crecimiento previsto en mercados exteriores como EE UU, Europa del Este y Brasil, donde busca desarrollar el mercado del atún y ampliar su área de influencia al Cono Sur, a países como Argentina, Chile o Uruguay.

Por otro lado, en 2005 Calvo contará con un presupuesto de 11 millones de euros para acciones de publicidad y márketing, con el objetivo de potenciar su marca. La compañía invirtió 25 millones de euros en esta partida entre 2001 y 2004. También cabe resaltar que la inversión realizada en I D i, ascendió a 8,4 millones de euros durante el período 2001-2004, con una previsión de cuatro millones para 2005, lo que supone doblar la cifra del pasado año.

Grupo Calvo, fundado en 1944 por la familia Calvo, es la empresa conservera líder en ventas en España y cuenta con más de 100 referencias, siendo su principal producto el atún claro. Calvo emplea a más de 3.000 personas en sus 11 buques y 6 fábricas (Carballo y Esteiro en Galicia, Venezuela, El Salvador, Marruecos y Brasil). Además de la familia Calvo, el grupo cuenta entre sus accionistas con CaixaNova, Caja Castilla-La Mancha y Caja Burgos.