El Grupo Dulcesol hace extensiva al canal alimentación su marca Horno Hermanos Juan. La gama de productos congelados, que nació hace poco más de un año pensada especialmente para hostelería, también podrá encontrarse a partir de ahora en las principales enseñas de distribución.

La nueva línea no necesita horneado y se ofrece (con solo descongelarla durante 45 minutos) lista para consumirla como si estuviera recién hecha. Horno Hermanos Juan aglutina, por un lado, bollería dulce con 48 referencias (croissants, palmeras, napolitanas, magdalenas, berlinas, susos, muffins o tarta de manzana); y, por otro lado, completa su propuesta con seis referencias de pan, entre las que se incluyen el de molde, para hamburguesas y perritos, así como el sándwich Sottile.

Lanzada en el marco de la estrategia de diversificación del grupo, la marca Horno Hermanos Juan supuso un paso más en el proceso de innovación de la empresa. Y, según señalan desde Grupo Dulcesol, "ha sido la favorable acogida que ha tenido la categoría de masa congelada entre los profesionales, la que ha llevado a la compañía a plantearse su traslado a la distribución para llegar al cliente final".