Aral Digital.- El Grupo SOS, coincidiendo con la presentación de Carbonell Primera Campaña, el nuevo aceite virgen extra, fruto de la molturación de las primeras aceitunas de la temporada de las variedades arbequinas y manzanilla, ha hecho balance de la pasada campaña y ha elaborado una estimación de lo que puede dar de sí la actual 2007/08.

En el acto de presentación, Jesús y Jaime Salazar han intervenido, valorando muy positivamente el incremento del consumo del aceite de oliva a nivel mundial, aunque sí han lanzado una llamada de atención acerca del ritmo con que se está incrementando la producción. De hecho, según Jesús Salazar, al ritmo actual llegará un momento en el que no podrá cubrir la demanda mundial. En este sentido, defendieron la apuesta por el cultivo del olivar en seto, como la mejor alternativa para seguir aumentando la producción.

A la hora de abordar el balance de la pasada campaña, Jaime Salazar ha recordado el buen dato de la producción (1.110.000 toneladas) que, unido a la relativa estabilidad de los precios de la materia prima, ha permitido, sobre todo a los exportadores, alcanzar cifras récord de ventas en el exterior. No obstante, Jaime Salazar ha incidido en las dificultades que está teniendo el sector envasador para recuperar el mercado interior, tras la importante subida de precios de la campaña 2005/06, y que todavía se nota en el consumo doméstico.

De hecho, según los hermanos Salazar, el consumo nacional en la pasada campaña ha sido el segundo más bajo de lo que llevamos de década, además producido en un contexto de precios totalmente diferente.

Por último, Jesús y Jaime Salazar han coincidido en señalar que la nueva campaña, recién iniciada, se presenta con unas estimaciones muy buenas de producción, en torno a 1.275.000 toneladas, que unido a unas existencias al 31 de octubre de 226.800 toneladas y unas importaciones que rondarán las 90.000 toneladas, nos daría un volumen de aceite disponible para esta campaña en España de más de 1.591.000 toneladas, una cifra récord.

Con estos datos, los responsables del Grupo SOS estiman que los precios no deberían sufrir variaciones importantes, moviéndose en el entorno de los 2,4/2,6 euros/kilo de aceite; aunque también han recordado la importancia de que en los próximos meses llueva en las principales zonas productoras de cara a conseguir mayor tranquilidad y operatividad en el mercado.