Aral Digital.- “Tenemos claro que nuestro destino no es jugar en la división del precio, como hacen otras marcas”, afirma con rotundidad Jordi Miró, director general de Aguas Font Vella y Lanjarón. Ante el empuje que está adquiriendo la marca del distribuidor en los últimos tiempos, desde la filial de Danone se confía “en la capacidad que tiene nuestra compañía para asegurar que todas nuestras marcas siguen aportando un valor añadido y que el consumidor lo percibe y nos elige por ello”.

La filial de aguas envasadas de Danone cerró el ejercicio 2008 con una cuota de mercado en volumen del 19,5%. Font Vella representa el 70% de las ventas, mientras que la marca Lanjarón se queda con el 30% restante. En cuanto al reparto por canales, el de alimentación aglutina el 70% de las ventas, al tiempo que la hostelería alcanza un 30%.

“El sector español de aguas envasadas es un mercado maduro y consolidado desde hace años. De hecho, para valorar el propio mercado hay que tener en cuenta que España tiene uno de los promedios de consumo de agua más elevados de toda Europa”, afirma Jordi Miró, en declaraciones exclusivas a ARAL Digital.

Ante la actual coyuntura económica, Miró se muestra preocupado, ya que observa una desaceleración en el consumo. De todas formas, “desde Aguas Font Vella y Lanjarón afrontamos el reto con empuje y creatividad”, concluye el director general de la filial de Danone.

Lea la entrevista completa en el número 1.563 de la revista ARAL.