La campaña de vendimia se podría adelantar diez días respecto al año pasado, según los datos obtenidos tras los dos primeros controles analíticos para comprobar la maduración de los Servicios Técnicos del CRDO Utiel-Requena. Los resultados indican que la maduración está muy avanzada en determinadas zonas, ya que los índices de alcohol probable de las uvas presentan una media 1,12 puntos más con respecto a la misma fechas del año pasado. Las causas de este adelanto son las altas temperaturas registradas en las últimas semanas, que favorecen el incremento del azúcar, así como la ausencia de lluvias, que provocan un excelente estado fitosanitario del fruto.

Todos los años se realizan de cuatro a cinco controles en 38 puntos fijos diseminados por toda el área de producción para determinar el estado de maduración del fruto. Los dos controles restantes se efectuarán los próximos 3 y 10 de septiembre, que indicarán las pautas para la adecuada recolección del fruto y podrán avanzar una previsión de producción.