El sector vasco de alimentación y bebidas ha duplicado en los últimos cinco años su cifra exportadora, pasando de 510 millones de euros en el año 2009 a más de 980 millones en 2013, lo que representa cerca del 27% del total de sus ventas actuales, situadas en 3.630 millones de euros (cifra de 2012, última registrada), según se ha puesto de manifiesto en la presentación de los datos del sector, con motivo de la celebración de la Asamblea General de Socios del Cluster de Alimentación de Euskadi.

Tras la Asamblea General ha tenido lugar una conferencia pronunciada por el consejero delegado de Chocolates Valor, Pedro López, quien ha explicado el importante proceso de expansión e internacionalización llevado a cabo por este grupo.

La Jornada ha contado con la participación del Viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz, y ha sido clausurada por el alcalde de Bilbao, Ibon Areso. Asimismo, se ha celebrado una Muestra-Degustación de productos de las empresas socias del Cluster de Alimentación de Euskadi.

La industria de alimentación y bebidas en Euskadi facturó 3.630 millones de euros en 2012, un 5,4% menos que el año anterior, al tiempo que aportó el 1,49% del PIB global de la economía vasca, lo que supone el 6,4 del valor industrial total, ejerciendo un importante papel dinamizador del sector primario. Entre ambos aportaron el 2,47% del PIB, cerca de 1.400 millones de euros. El sector vasco disponía al finalizar 2012 un total de 1.429 establecimientos.

Por facturación, destaca en primer lugar el subsector de otras industrias alimenticias, que en 2012 alcanzó unas ventas de más de cerca de 1.045 millones de euros, una cifra ligeramente inferior a la lograda en el ejercicio precedente. Le sigue el subsector de bebidas, con más de 1.008 millones de volumen de negocio, cantidad similar a la del año anterior, y el de pan y molinería, con una facturación de 556,5 millones de euros, inferior a la de 2011.

La industria alimentaria vasca emplea a 14.587 personas, según los datos referidos al ejercicio 2012. En el año 2011 esa cifra se elevaba a 15.560 personas, y en 2010 a 15.911, lo que supone una reducción de más de 1.300 empleos, volumen mucho menor al generado por la crisis económica y financiera en otros sectores industriales. El mayor volumen de empleo lo registra el subsector de pan y molinería, con 5.236 puestos de trabajo, seguido del de bebidas (2.852), otras alimenticias (2.413), conservas de pescado (1.835), industrias conserveras (1.243) e industria láctea (1.008).

En 2009 las exportaciones del sector vasco de alimentación y bebidas alcanzaban los 510 millones de euros. Cinco años después, en 2013, esa cifra superaba la barrera de los 980 millones. Ese incremento del 92%, casi supone duplicar el volumen de ventas en los mercados internacionales. No obstante, el importe de las exportaciones registrado en 2013 apenas supuso un incremento del 0,13% respecto al año anterior, ejercicio en el que el aumento fue muy notable.

El subsector de otras industrias alimentarias representa el 43% de las exportaciones del sector vasco de alimentación y bebidas. En 2013 alcanzó los 420,7 millones de euros en ventas exteriores, con un incremento del 3% respecto al año anterior. El segundo lugar lo ocupan los transformados de la pesca, con 279,2 millones de euros (-2%), el 28% de las exportaciones sectoriales. Las bebidas alcanzaron los 195,2 millones, el mayor crecimiento exportador ( 16%), y suponen el 20% de las ventas exteriores.

Respecto a los países de destino de las exportaciones, destaca en el primer lugar Francia, país al que se vendieron 207,3 millones de euros (-4%), lo que representa el 21% del total sectorial. Le sigue Alemania, el 18% de las exportaciones, con 179,1 millones y un incremento del 48%. El tercer puesto es para Portugal (11%), con unas ventas de 109,2 millones, y un descenso del 1%.