AMDPress.- Las cuatro denominaciones de origen aragonesas (Cariñena, Somontano, Campo de Borja y Calatayud) embotellaron 58,6 millones de botellas en 2003, cifra que supone un incremento de casi 8 millones de botellas con respecto a 2002, tal como anunció el consejero de Agricultura y Alimentación de Aragón, Gonzalo Arguilé, durante la inauguración de los certámenes Enomaq y Tecnovid en Zaragoza.

Asimismo, el consejero resaltó que el incremento de embotellado de calidad ha superado el 15% en el último año y el volumen de vino comercializado creció un 7,9% respecto a 2002. Por otro lado, durante 2003 se instalaron cinco nuevas empresas del sector vitivinícola en Aragón y se invirtieron 81 millones de euros, con ayudas públicas de más de 16 millones de euros en un año para implantación de nuevas empresas y modernización de instalaciones en 72 de ellas.

Concretamente, la D.O. Cariñena embotelló 34,2 millones de botellas en 2003 (frente a los 30,6 millones de 2002); Somontano superó los 10,6 millones (un millón más que en 2002); Campo de Borja 8,7 millones (en 2002 rondó los 6 millones); y la D.O. Calatayud superó los 5,1 millones (frente a los 4,5 de 2002).

Durante su intervención, Arguilé manifestó que “el objetivo del Gobierno de Aragón es aprobar una Ley de Vitivinicultura”, que definirá la personalidad jurídica de los consejos reguladores, habilitará los procedimientos para acceder a una mención geográfica en Aragón, definirá los sistemas de inspección y certificación del origen y características de los vinos y legislará el régimen de infracciones y sanciones para la producción de vinos que poseen menciones geográficas diferenciadas.