AMDPress.- Las exportaciones españolas de vino alcanzaron los 1.033,6 millones de litros vendidos en los diez primeros meses del pasado año, un 24,10% más que en el mismo período del año pasado, según los datos de la Dirección General de Aduanas elaborados por la Federación Española del Vino. Estas ventas representaron una facturación de 1.187 millones de euros, con un crecimiento del 5,26% respecto al acumulado enero-octubre de 2002. Estas cifras reflejan un descenso del 15,18% del precio medio, que quedó situado en 1,15 euros por litros.

Los productos que más han aumentado sus ventas al exterior han sido los vinos a granel, los mostos y el vino tranquilo de mesa (también los vinos de aguja, con mucho menos peso). Al tratarse de productos de menor valor, sobre todo en el caso de los dos primeros, el incremento de su peso sobre las exportaciones totales ha incidido a la baja en el precio medio.

Por su parte, los vinos con D.O. han aumentado sus exportaciones un 3% en volumen, aunque el descenso del precio medio (-2,47%) hace que el valor se mantenga estable. A su vez, los vinos de mesa crecen un 30 y 41%, respectivamente en facturación y comercialización; mientras que las exportaciones de vino espumoso se han incrementado un 18,15% en volumen; y las de mosto suben un 35% tanto en euros como en litros vendidos.

En cuanto a los países receptores, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y Francia son los principales mercados por valor; e Italia y Portugal también se sitúan en los primeros puestos desde la perspectiva del volumen de vino español importado.