AMDPress.- Según un estudio presentado recientemente en Madrid por la Asociación Española de Dietistas Nutricionales (AEDN), el consumo de caramelos y chicles no desempeña un papel primordial en el desarrollo de la obesidad y la caries dental.

El estudio concluye igualmente que las golosinas pueden incorporarse dentro de una alimentación sana y equilibrada, y que su consumo moderado es una vía apetecible mediante la que aportar sustancias nutritivas a nuestro organismo.