AMDPress.- La facturación de la multinacional de la alimentación United Biscuits en España y Portugal ascendió a 299,5 millones de euros en 2002, un 15,1% más que los 260,3 millones del año precedente. De igual forma, el beneficio antes de impuestos y amortizaciones (EBITDA) alcanzó los 38,9 millones de euros, un 33,7% más que en 2001.

Según la compañía, la apuesta por la innovación, el aumento de la inversión publicitaria en un 48% y la evolución de los mercados han sido los factores más influyentes sobre estos resultados. Claves en las que la firma seguirá incidiendo en el presente ejercicio con el objetivo de consolidar los resultados obtenidos en 2002.

Dentro de la estrategia dirigida a presentar nuevos productos, United Biscuits ha destacado el buen comportamiento durante el pasado año de novedades como Chiquilín Energy, Fontaneda Diver, Digestive Chocolate, Gelatina Kiwi, Mini Filipinos y Apis Receta Maestra.

Por categorías, la multinacional británica se sitúa como líder en los segmentos de galletas, con una cuota de mercado del 26,5%, y postres en polvo, con una participación del 79,1% sobre el total de las ventas.

United Biscuits posee en España dos plantas de producción de galletas, en Viana (Navarra) y Orozco (Vizcaya), en las que producen las marcas Artiach y Fontaneda; tres plantas de producción de conservas, en Mérida, Montijo y Don Benito (Badajoz), para la elaboración de las referencias Fruco y Apis; y una planta de fabricación para los postres Royal en Montornés del Vallés (Barcelona), donde también se ubican las oficinas centrales de la división de la multinacional para España y Portugal.