AMDPress.- Miguel Huerta, secretario general de la Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (CONFECARNE), ha señalado que el acuerdo-marco propuesto por el Ministerio de Agricultura para solventar la financiación de la eliminación de las harinas cárnicas, es "simplemente una declaración de buenas intenciones, por lo que mientras no se obtengan resultados concretos, la industria mantendrá la decisión de parar los mataderos durante la primera semana de enero, y repercutir a los ganaderos los costes de destrucción de las harinas a partir de esa fecha".

En el acuerdo, que ha sido suscrito por la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, tan sólo se crea un contrato tipo de compra-venta de ganado mediante el cual los mataderos se comprometen a no repercutir al ganadero el coste de eliminación de las harinas, que quedaría resulto mediante el compromiso de la distribución de trasladarlo al precio de venta.