AMDPress.- La empresa Manantial de Villamaría S.L., propietaria de este manantial, ha iniciado los trámites para obtener la concesión de aprovechamiento de esta agua mineral natural, mezcla del manantial y del paraje toledano de la Zandilla, tras los informes favorables de diversos organismos.

La Junta de Castilla-La Mancha ha aprobado la nueva declaración de agua mineral natural en la provincia de Toledo, para su embotellamiento y posterior comercialización después de que el Instituto Geológico y Minero de España, la Consejería de Sanidad, la Conferencia Hidrográfica del Tajo, la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente y la Dirección General de Industria y Energía concedieran la condición de mineral natural a esta agua.

En la actualidad, la empresa envasa agua potable preparada —el manantial Villamaría tiene desde 1934 la condición minero medicinal—, pero con la declaración se iniciarán los trámites para obtener la concesión aprovechamiento del agua mineral como planta embotelladora.

Según el inventario del Patrimonio Hidromineral de Castilla-La Mancha existen en la actualidad 10 plantas embotelladoras de agua en la región, una en Albacete, en Ciudad Real y en Guadalajara, tres en Cuenca y cuatro en Toledo. El empleo directo generado por estas plantas asciende a 330 personas.