AMDPress.- El grupo germano fabricante de productos lácteos Müller, que inició la comercialización de sus productos en nuestro país en abril del año pasado, ha previsto cubrir la totalidad del territorio nacional a finales de 2004, año en el que prevé facturar unos 20 millones de euros. La previsión del grupo en España es contar a finales de 2007 con una participación de mercado del 10%, facturar unos 140 millones de euros y ocupar la segunda posición del mercado, tras Danone. Hasta entonces, el grupo prevé efectuar una inversión de unos 60 millones de euros en actividades publi-promocionales.

En la actualidad, Müller está presente en 11 comunidades autónomas (Madrid, Cataluña, Baleares, Canarias, Asturias, Valencia, Galicia, La Rioja, Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León), y estará en todas, como queda dicho, a finales de 2004 mediante acuerdos con los grandes grupos de distribución. En estos momentos ha alcanzado acuerdos con Carrefour (y Champion), Alcampo y la otra filial de Auchan, Sabeco, y Caprabo, además de otras empresas locales y regionales para algún mercado más local. Así mismo, podría cerrar en breve un acuerdo con El Corte Inglés. En este sentido, Müller tiene una amplia red de logística, ya que trae sus productos desde Alemania, que realiza aquí la empresa logística SDF para las grandes cuentas, y operadores locales para los pequeños centros.

Cuando alcance estos acuerdos, podría plantearse la compra o construcción de alguna fábrica, aunque fuentes del grupo en España han confirmado que no mantienen contactos para hacerse con alguno de los activos de Parmalat en nuestro país, aunque desconocen si su matriz está realizando alguna conversación en este sentido. En cualquier caso, la contrucción de una fábrica nueva supondría una inversión de aproximadamente 30 millones de euros.

También durante este año espera introducirse en el canal horeca a través de acuerdos con diferentes distribuidores. En estos momentos, Müller tiene tres categorías de productos: líquidos, mousses y "placenteros", según los define Olivier Chavanon, director de Márketing de la empresa en España, de los cuales ofrece las marcas "Duo" y "Cappa". En cualquier caso, Chavanon define los productos de Müller como de "valor añadido", ya que están dirigidos a un consumidor de media y alta gama. Próximamente, en abril, la compañía lanzará al mercado una nueva: Mücreme, dentro del segmento de los cremosos, en cuatro variedades y con un envase típico.

El grup alemán opera con una marca y oferta global de productos lácteos. Es un grupo familiar, unipersonal, que en 1970 facturaba sólamente unos dos millones de euros, y en 2003 consiguió una facturación de 1.900 millones mediante la comercialización de 1.800.000 tm. Cuenta con 4.500 empleados y está presente en los siguientes mercados: Alemania, Reino Unido, Italia, Hungría, Grecia y Polonia, también en Austria. En España y Holanda está presente desde el año 2003. Sus tres fábricas están ubicadas en Alemania (dos) y Reino Unido (una).