Acuinova, empresa del Grupo Nueva Pescanova y cuya actividad es la gestión de la mayor planta de cultivo de rodaballo de Europa, situada en la localidad portuguesa de Mira, ha presentado una solicitud de Proceso Especial de Revitalización de Empresas (PER) ante las autoridades judiciales portuguesas.

La empresa confía en llegar a un acuerdo de refinanciación con sus acreedores, principalmente los bancos portugueses BPI, Millennium BCP, Caixa Geral de Depósitos y NovoBanco, para reducir la carga financiera y reconducir el proyecto. A este esfuerzo Nueva Pescanova contribuiría con la condonación de su deuda y la pérdida del capital fundacional de Acuinova-Mira.

La aprobación del PER permitirá la viabilidad y continuidad de la actividad de Acuinova-Mira, que requiere de una disminución de su deuda acumulada, ya que ésta es inasumible para superar las dificultades económicas; éstas surgieron, en gran medida, por los problemas técnicos surgidos hace siete años de los emisarios de captación de las instalaciones de Mira, causados por defectos de construcción y que están siendo discutidos judicialmente.

A pesar de esta situación, y operando al 30% de su capacidad, la empresa ha generado en 2016 un Ebitda positivo y está al corriente de pago de salarios e impuestos. Durante este Proceso Especial de Revitalización de Empresas (PER), que durará en torno a cuatro meses, la empresa mantendrá su funcionamiento habitual, bajo la supervisión de un administrador judicial; además, no está previsto acometer extinción alguna de los contratos de los trabajadores ni el plan de viabilidad lo contempla.

Acuinova-Mira da empleo a 127 personas y produce al año entre 1.900 y 2.300 toneladas de rodaballo, lo que supone entre el 20% y el 25% de la producción acuícola portuguesa y posiciona a la empresa como uno de los líderes del sector.