Aral Digital.- Orangina Schweppes, ha cerrado el ejercicio 2010 con unas ventas netas de 1.066,7 millones de euros, lo que significa un 2% más respecto a los 1.045,6 millones de euros del ejercicio anterior. En cambio, la filial ibérica, que engloba los mercados de España y Portugal, sólo incrementó su facturación un 1% durante el pasado ejercicio, alcanzando 344 millones de euros.

Asimismo, el japonés Grupo Suntory, propietario de Orangina Schweppes, incrementó sus ventas netas un 3,7%, hasta los 1.806.000 millones de yenes (15.926,98 millones de euros) y los ingresos de explotación alcanzaron los 117.000 millones de yenes (1.032,06 millones de euros), un 9,6% más que en 2009. Desde la compañía se apuesta por acelerar la expansión internacional.