AMDPress.- El grupo italiano Parmalat cambiará su estructura societaria en España con la integración de sus filiales Clesa y Letona, que pasarán a denominarse Parmalat España. Además, de esta forma mejora la rentabilidad de Clesa, que en el último ejercicio disminuyó su facturación un 9%, hasta 208,1 millones de euros.

La nueva sociedad no supondrá un cambio de denominación de las actuales marcas, aunque próximamente se estudiarán medidas industriales y comerciales. Además, con este cambio de denominación, la empresa láctea cumple con el convenio de acreedores de su matriz italiana para simplificar la estructura societaria en Europa.

Por otra parte, el grupo también ha acordado la compra de terrenos en la zona sur de Madrid para instalar su nueva fábrica, ya que a principios de año acordó la venta de su planta en la capital por 144 millones de euros, que estará operativa hasta 2008. La compra de los terrenos se financiará con esta venta y financiación externa.