AMDPress.- La firma hortofrutícola Pascual Hermanos obtuvo unos beneficios de 686.000 euros euros en 2002, que contrastan con los 1,06 millones de pérdidas registrados el año anterior. Según la compañía murciana, en esta evolución han pesado factores como la disminución de las compras netas y los gastos de explotación y personal, el incremento de las ventas y de los precios de ciertos productos, así como la optimización de los costes de producción, mediante mejoras agrícolas y el control efectivo del gasto.

Los recursos brutos generados por la explotación (EBITDA) ha alcanzado los 6,2 millones de euros; mientras que el resultado neto de explotación (EBIT) se ha situado en 3,5 millones de euros, con una mejora del 17% frente a los casi 3 millones de 2001.

La cifra de negocio alcanzó los 54,16 millones de euros, que significa una reducción del 6,22% respecto a los 5,78 millones de 2001. Según la firma, este descenso se ha debido principalmente al cierre en julio de 2001 del negocio de naranjas y mandarinas “Línea naranja” (ver ARAL Digital 305), decidido por las pérdidas que ésta generaba.

En el lado contrario, Pascual Hermanos ha resaltado los beneficios logrados por los productos estrella de la empresa, los pomelos y el tomate rama. Este último se ha visto favorecido por el menor impacto del virus del tomate, que afectó en gran medida sus ventas durante 2001.

Asimismo, las cifras de la lechuga iceberg han estado marcadas por una fuerte subida de precios, surgida durante el primer trimestre del año por falta de producto en el mercado. Esta situación y la mejora de los costes han compensado los precios, mucho más bajos, del resto del año.

En cualquier caso, el pasado año no ha sido tranquilo para la firma murciana. A finales de 2001, Dole Food, primer fabricante mundial de frutas y vegetales, anunciaba la puesta en venta de su participación del 90,97% de las acciones de la compañía debido a sus malos resultados. Poco después, Pascual Hermanos renovaba su consejo directivo (ver ARAL Digital 442) y Dole comunicaba haber alcanzado un acuerdo con Hortañola, filial del grupo británico G's Marketing, por el que ésta se hacía con su participación del 90,97% y se comprometía a presentar una oferta sobre la totalidad de los títulos de la hortofrutícola (ver ARAL Digital 521).

En diciembre de 2002, el consejo de administración de Pascual Hermanos solicitaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la exclusión de cotización de la totalidad de las acciones representativas de su capital social y Hortañola, ya accionista mayoritario de la sociedad, formulaba una orden permanente de compra de las acciones que aún no controlaba.

Por último, el pasado lunes, 3 de marzo de 2003, Pascual Hermanos comunicaba que, con fecha 27 de noviembre de 2002, el Tribunal de Comercio de Perpignan había dado por finalizada la liquidación de la filial la sociedad Pascual France. Esta operación se incluye dentro del plan estratégico de reducción de costes y cierre de la red comercializadora de la compañía por Europa, en el que se encuadran también los procesos de liquidación de Pascual Holland, Campoluz y Frutos Costasol.