AMDPress.- La multinacional estadounidense PepsiCo ha reorganizado su negocio de snacks y aperitivos en España y Portugal con la creación de PepsiCo International Iberia, que unifica las actividades de ambos mercados. Esta sociedad, que tendrá su sede en Barcelona y estará dirigida por Ramón Laguarta (director general de Matutano desde 2001), se encuadra dentro de la nueva estructura creada por la compañía americana, que ya supuso la puesta en marcha de una unidad de negocio para el sur de Europa, cuya sede también quedó establecida en las instalaciones de Barcelona.

PepsiCo International Iberia reúne una facturación conjunta de 582 millones, tres planta de producción (Burgos, en España, y Carregado y Ota, en Portugal), 77 delegaciones comerciales y las marcas Lays, Ruffles, Doritos, Cheetos, Bits, Fritos y 3Ds.

La nueva compañía prevé mantener el ritmo inversor de los dos últimos años, en los que ha destinado más de 40 millones para elevar su capacidad de producción hasta las 90.000 toneladas anuales. De esta manera, PepsiCo International Iberia espera mantener el crecimiento de ventas y rentabilidad, cifrado en un 10% anual por la propia firma.