El presidente de Grupo Fuertes, Tomás Fuertes, ha solicitado la puesta en marcha de un plan estratégico que siente a todos los agentes implicados en la recuperación de España y que valorice el papel crucial que juegan las empresas y los empresarios a la hora de generar empleos y riqueza.

Lo ha hecho en el marco de la macrocumbre que ha organizado la Confederación Empresarial de Organizaciones Empresariales, Ceoe, para que los principales empresarios de España aporten sus ideas y ayudar a la reconstrucción económica de España tras los efectos provocados por la pandemia del Coronavirus.

Ha señalado la necesidad de potenciar la industrialización y el desarrollo rural, la competitividad empresarial, la digitalización y la innovación

De esta forma, Tomás Fuertes ha señalado en su intervención varios puntos fundamentales para reforzar el sector agroalimentario al que él ha representado en este encuentro y que ha calificado de “vital importancia para nuestro país”. En concreto, la necesidad de potenciar la industrialización y el desarrollo rural, el fomento de la competitividad empresarial, el desarrollo global de la digitalización y la apuesta de una manera decidida por la innovación.

Además, ha incidido en la necesidad de que todas las fuerzas políticas trabajen unidas, independientemente de su signo ideológico en el apoyo unánime a las empresas para que inviertan de manera decidida tanto en España como en el exterior. Ha indicado que “todos tenemos que tirar del carro para que ande” refiriéndose a la recuperación del país.

Hay que destacar que Tomás Fuertes es presidente de Grupo Fuertes y de El Pozo Alimentación. Dirige, por tanto, uno de los principales grupos empresariales de España con más de 7.000 empleos directos, una facturación cercana a los 2.000 millones de euros y una filosofía empresarial basada en la mejora constante, la reinversión y el desarrollo sostenible.