Vegetales Línea Verde cerró el ejercicio de 2013 con una facturación de 20 millones de euros, un dato que confirma la tendencia al crecimiento de la sede española del Grupo La Línea Verde. El director general de la empresa, Andrea Battagliola, se ha mostrado muy satisfecho y optimista respecto al futuro.

"A pesar de la crisis, a la hora de tomar sus decisiones de compra los consumidores siguen considerando la calidad de producto como un factor clave y reconocen esta característica en nuestros productos. Esta es la clave de nuestro éxito: dar a nuestros consumidores productos de calidad, como por ejemplo nuestros brotes cuya ternura es su distintivo y que son, sin duda, una de nuestras principales fortalezas.
El buen resultado de este año nos anima a seguir apostando en calidad y en innovación para encontrar, cada día más, la confianza y la satisfacción de los consumidores", ha comentado Battagliola.

Asimismo, los resultados de 2013 reflejan la consolidación del papel del Grupo como socio para el desarrollo de la MDD por la flexibilidad del servicio y la innovación aportada en el lineal de fruta y verdura.

En el resto de Europa, La Línea Verde prosigue con su política de expansión. El último de los países en el que se ha implantado la marca ha sido Rusia, donde sus productos están logrando una gran aceptación por parte de los consumidores.