Las ventas navideñas en el comercio especializado de la carne en España eran una gran incertidumbre, como en todos los sectores, tras un 2020 marcado por la pandemia, si bien las cifras no han sido tan pesimistas como se temía. Según una encuesta realizada por la Confederación Española de Detallistas de la carne, CEDECARNE, un 60% de los comercios del sector han mantenido o aumentado levemente sus ventas durante estas fiestas; habiendo notado, eso sí, una bajada importante de cara a Nochevieja y Año Nuevo.

Hay muchos comercios del sector que han asegurado haber disminuido sus ventas respecto a años anteriores, y es que la desigualdad de los resultados ha estado marcada por la localización, ya que las restricciones de movilidad han afectado mucho más a comercios de zonas turísticas y a algunos pueblos que en estas fechas solían recibir más visitantes provenientes de las ciudades. Además, como muchos profesionales preveían en el mes de noviembre, con las limitaciones de aforo en las reuniones familiares y con amigos, y con gran parte de la hostelería cerrada, la tendencia ha sido la de hacer más compras, pero de menor cantidad cada una.

Un 60% de los comercios del sector han mantenido o aumentado levemente sus ventas durante estas fiestas; habiendo notado, eso sí, una bajada importante de cara a Nochevieja y Año Nuevo

Desde el comienzo de la pandemia las ventas a ravés de comercio electrónico han ido aumentado a gran velocidad. CEDECARNE ya anunciaba en el mes de abril, a tan solo mes y medio del inicio del Estado de Alarma, un 50% más de ventas a través de Internet en ese periodo. Aunque durante la desescalada las cifras se normalizaron, este hábito de compra había llegado para quedarse, y así ha quedado confirmado en la primera Navidad post-covid, que ha culminado con un ascenso del 34,3% en venta online.

Otra tendencia que ha pisado aún con más fuerza, aumentando un 56,8% durante las fiestas, ha sido la de realizar el pedido por vía telefónica, email y, sobre todo, Whatsapp, y fijar una fecha y hora de recogida en tienda, para así evitar esperas y aglomeraciones.

Lo más vendido

La carne de ovino-caprino ha estado presente con fuerza en las cocinas de los españoles durante este año, ya que, si bien su consumo se ha visto perjudicado por el cierre de la hostelería y la limitación de las reuniones, durante el confinamiento muchas personas recuperaron el amor por la cocina casera y los platos tradicionales, descubriendo además piezas y preparaciones de carne de ovino-caprino más sencillas y versátiles, para poder consumir a diario y no solo en fechas señaladas.

Este hábito ha influido también en las fiestas navideñas 2020-2021, manteniendo a la carne de ovino y caprino en el número 1 del ranking que suele liderar todos los años por estas fechas, pero en esta ocasión aun con más fuerza que en años anteriores, según trasladan muchos profesionales del comercio especializado de carne; asegurando un 65% de ellos, que ha sido lo más vendido en su establecimiento.

La carne de ovino y caprino es la suele liderar todos los años por estas fechas, pero en esta ocasión aun con más fuerza que en años anteriores

Le siguen la carne de vacuno, con el solomillo y entrecot a la cabeza. A este respecto, 2020 también ha traído un importante hábito de consumo a los hogares, la preparación de chuletones en hornos y barbacoas, algo que antes se consumía principalmente en hostelería. Son muchos los consumidores que han aprendido a manejar bien la técnica de preparación de este producto, y que se forman cada día más sobre razas, procedencia, alimentación, maduración, etc.

Según la encuesta de CEDECARNE, el tercer puesto lo ocupan los ibéricos y productos de charcutería, que nunca faltan en estas fechas. Además del siempre valorado jamón, las tablas de quesos e ibéricos, preparadas y personalizadas, son un gran reclamo en las charcuterías especializadas desde hace años.

Por otra parte, los elaborados y rellenos artesanales, principalmente en la pollería especializada, han sido también muy demandados por consumidores que buscan mezclas y sabores diferentes y fáciles de cocinar. Además, muchos profesionales han trasladado a CEDECARNE que incluso los productos ya cocinados se están empezando a colar con fuerza en las comidas familiares, pues son fechas en las que se busca cada vez más disfrutar del tiempo con familia y amigos, evitando perder largas horas en la cocina.

Superadas estas difíciles Navidades, desde CEDECARNE aseguran que sus profesionales y comercios siguen esforzándose, como siempre, para hacer frente a un año que también se prevé lleno de incertidumbre, pero en el que una vez más continuarán adaptándose a las necesidades del consumidor.