La multinacional estadounidense Coca-Cola obtuvo una cifra de negocio de 44.294 millones de dólares en 2015, lo que supone un descenso del 3,7% respecto al ejercicio anterior, según ha informado la compañía en un comunicado. No obstante, el beneficio neto aumentó un 4% en 2015, hasta alcanzar los 7.351 millones de dólares.

El beneficio trimestral fue de 1.230 millones de dólares, un 61% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente. El repunte en la ganancia neta se explica por el alza de precios de los refrescos y otras bebidas, junto a la venta en paralelo de ciertos activos. 

El presidente de la compañía Muthar Kent, ha señalado que el ejercicio pasado ha sido considerado "de transición", a partir de un plan adoptado a finales de 2014 para incrementar el beneficio de la compañía.

"De cara a 2016, seguiremos comprometidos con la búsqueda de unos resultados subyacentes que se encuentren en línea con nuestro modelo de crecimiento a largo plazo, creando valor para nuestro sistema y para nuestros accionistas", ha indicado Kent.