No ha sido un buen año, pero sí mejor que el anterior. El mercado de zumos, concentrados y néctares recortó su volumen de ventas un -2,8% y consiguió mantener estable su valor al avanzar un 0,1%. De acuerdo con los datos facilitados por IRI en el TAM febrero de 2016 se vendieron un total de 441,9 millones de litros de zumos y néctares en el mercado español, que supusieron una facturación de 414,2 millones de euros.

Unas cifras que no pueden considerarse buenas, pero sí menos malas teniendo en cuenta que en los dos años anteriores el mercado soportó una pérdida en valor de más de un 10% (41,2 millones de euros) con un recorte en las ventas del 9% (44 millones de litros).
Otros datos disponibles para esta categoría, como pueden ser los de Kantar Worldpanel (TAM3 de 2015), apuntan en una dirección similar: -0,9% en el volumen de ventas (hasta los 395 millones de litros) y 1,2% en valor (fijándolo en 367,1 millones de euros), al aumentar el gasto medio anual en la compra de estos productos un 1,1% (26,4 euros). Eso sí, con una contracción en la penetración del -0,6%, al reducirse el número de compradores hasta los 13,8 millones.

Hay que diferenciar, en cualquier caso, la evolución de los dos segmentos que integran la categoría. Mientras que los zumos ambiente, que son los que registran los mayores niveles tanto en volumen de ventas (92,2% del total) como en valor (86,5%), continuaron en declive con un retroceso en volumen del -3,3% (de 421,5 a 407,5 millones de litros) y en valor, más suave, del -0,8% (hasta los 358,2 millones de euros, casi tres millones menos), el segmento de refrigerados (de mayor calidad al preservar mejor sus características originales, aunque con menor tiempo de conservación) consiguió incrementar sus ventas en un 3,9% (pasando de 33 a 34,3 millones de litros) y aportar un 6% más a su valor (hasta los 56 millones de euros).

También hay que señalar que esta negativa evolución del sector de zumos en el canal de gran consumo se vio en parte compensada por la buena evolución de las exportaciones (tal como se apunta en un despiece de este informe) y el repunte del canal Horeca, que está teniendo crecimientos significativos. Aunque siempre habrá que tener presente la posibilidad que el consumidor español tiene de elegir entre zumo o fruta fresca, algo que en un país con muchas opciones de acceder a un producto como este último –fresco y de alta calidad- va a estar siempre presente en el lado negativo de la balanza.

Invertir la tendencia

La presentación de nuevas gamas de producto es casi continua en uno de los sectores de la agroalimentación española (sin desmerecer a otros, por supuesto) que más apuesta por la innovación. Lanzamientos y presentaciones que buscan desarrollar, reactivar y volver a dinamizar la categoría, algo plana pese a la irrupción de nuevas marcas en los lineales.

Los mayores crecimientos se están produciendo, como hemos visto, en zumos exprimidos y también en néctares sin azúcar, productos aparejados a los factores salud, con aporte de valores nutricionales y funcionales o elaboración artesanal, por los que transcurre el conjunto del mercado de gran consumo. Mientras que los más clásicos están estancados o decrecen, los nuevos sabores encuentran mejor respuesta por parte de un consumidor que busca "engancharse" a los hábitos saludables.

A esta línea, por ejemplo, se acogen los nuevos zumos a los que se incorporan vegetales que, además de reducir el nivel dulce de la fruta, tratan también de añadir el valor del mestizaje (mezclas y combinados) como respuesta al clásico "blanco o negro" y presentarse como sustitutos de la "obligación" de comer diariamente verdura. Segmento en el que más se están centrando los departamentos de investigación y desarrollo de las empresas fabricantes.

Productos, por tanto, que caminan en paralelo con los nuevos nichos de mercado como son los zumos "eco" y "bio" –cercanía y salud-, que tratan de dar respuesta a la búsqueda por parte del consumidor de alimentos beneficiosos para su salud por el aporte de nutrientes y compuestos bioactivos que su ingesta conlleva. Caso, por ejemplo, de los zumos elaborados con frutos rojos debido a su capacidad antioxidante.

Puede leer el informe de mercado completo en el nº 1631 de la revista ARAL.