Mahou San Miguel ha logrado en 2013 un beneficio de explotación de 165 millones de euros. Estos datos suponen un 5,7% menos que en el ejercicio anterior, debido fundamentalmente a un entorno de menor consumo y al incremento de los costes de las materias primas, señalan desde la cervecera. Las ventas de la compañía han ascendido a 1.118 millones de euros y su producción ha alcanzado los 13 millones de hectólitros, con una cuota de producción del 37%.

Respecto a la expansión internacional, un área estratégica en el desarrollo de negocio, Mahou San Miguel prosigue su implantación con presencia, tanto exportadora como productiva, en más de 50 países. De hecho, el crecimiento experimentado en la facturación internacional representa ya el 13% del negocio, una cifra que se ha duplicado en los últimos cinco años. La cervecera produce el 75% de la cerveza española que se consume en el mundo.

Asimismo, y a pesar del contexto macroeconómico y del incremento de los costes de las materias primas, la empresa, de capital 100% español, ha incrementado en más de un 30% sus inversiones respecto al año pasado, alcanzando los casi 102 millones de euros. Además, ha destinado 25 millones de euros a apoyar a la hostelería, un 25% más que el año anterior, poniendo a su disposición instalaciones, equipamiento e iniciativas para generar tráfico a los establecimientos de restauración.

Alberto Rodríguez–Toquero, director general de Mahou San Miguel, ha afirmado durante la presentación de los resultados que "el esfuerzo realizado durante 2013 nos ha permitido asegurar el crecimiento de la compañía. Ha sido un año de muchos cambios y revisiones, que dejan a Mahou San Miguel mejor preparada para el futuro y para cumplir con nuestro principal propósito: seguir generando valor de forma sostenible para nuestros clientes, colaboradores, accionistas y profesionales y para la sociedad en su conjunto, reafirmando nuestro compromiso con la economía española".

Mahou San Miguel señala que, a través de su actividad en 2013, "contribuyó a la economía española con 1.361 millones de euros, a través del compromiso que mantiene con el empleo, con sus socios y proveedores, el 95% de los cuales son españoles, y con la administración pública, a través de la aportación fiscal que realiza".