Dia ha registrado, en los primeros seis meses del año, unas ventas brutas bajo enseña de 5.663 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 7,1% en moneda local con respecto al mismo periodo del año anterior. Brasil y Argentina mantienen una dinámica evolución con una mejora de la cifra de negocio del 29,5% en moneda local hasta los 1.552 millones de euros. El clima de negocio en España, a lo largo del primer semestre de este año, ha sido complicado pero, a pesar de ello, las ventas brutas bajo enseña se han situado en los 2.537 millones de euros, un 5,1% más que en el primer semestre de 2012.

"En Iberia, en un contexto de consumo difícil, continuamos ganando cuota de mercado, reforzando nuestra posición competitiva y acelerando las aperturas. Nuestros planes con Schlecker van por el buen camino con importantes sinergias a nivel operativo y un prometedor inicio tanto en ventas como en retorno de la inversión. Nuestra marcha en Brasil, Argentina y China es destacable, con elevados ratios de crecimiento en ventas comparables. En consecuencia, el plan de crecimiento de Dia está firmemente asentado. La más rápida expansión en los mercados emergentes y el despliegue de nuevos y complementarios formatos de proximidad se están llevando a cabo con éxito. Seguimos siendo muy optimistas sobre nuestra capacidad de continuar con el crecimiento del negocio sobre estos pilares", ha declarado Ricardo Currás, consejero delegado de Dia.

El resultado neto ajustado se ha situado en los 83,6 millones de euros, un 15,3% más que en el primer semestre del pasado año. La inversión de Dia en el primer semestre de 2013 ha alcanzado los 154 millones de euros (sin tener en cuenta la adquisición de Schlecker). A cierre de junio, Dia operaba 7.070 tiendas.