Cerca de 40.000 escolares de entre 6 y 12 años han participado en España en el Programa Educativo en Alimentación y Hábitos de Vida Saludables (PEAHS) de la Escuela de Alimentación de la Fundación Eroski durante este primer trimestre del curso escolar. El programa duplica así el número de participantes con respecto al mismo periodo del pasado año. Desde el comienzo de este curso, 512 centros educativos de todas las comunidades autónomas se han inscrito en el programa, un 67% más que en el primer trimestre escolar 2014-2015.

Esta nueva edición ofrece tanto a alumnos como a profesores de Educación Primaria nuevos contenidos, más actividades y talleres prácticos. Asimismo, el PEAHS amplía este curso los materiales disponibles en formato audiovisual para facilitar el acceso al mismo y hacerlo más atractivo y útil a los menores. El programa ha sido configurado por un Comité Científico formado por profesionales de diferentes disciplinas: medicina y pediatría, nutrición y dietética, psicopedagogía y pedagogía.

"Desde la Fundación Eroski, conscientes del crecimiento de la tasa de obesidad infantil, pusimos en marcha este programa en 2012 con el objetivo de promover la alimentación y los hábitos de vida saludables entre los escolares. Año tras año el programa crece y mejora sus contenidos a partir de las valoraciones y aportaciones realizadas por los docentes que ya lo han impartido", señala Alejandro Martínez Berriochoa, director de la Fundación Eroski. En el curso 2014-2015 se triplicó prácticamente el número de participantes, con más de 70.000 escolares inscritos de 900 colegios de toda España.

Con un formato basado en sesiones teóricas en el aula escolar y talleres prácticos, el Programa Educativo en centros escolares incluye esta edición nuevos contenidos con el objetivo de contribuir a una mejor formación de los alumnos en alimentación sana y hábitos de vida saludables. De esta manera, se incluye una nueva sesión - 'Come y cuida tu corazón'-, desarrollada en colaboración con la Fundación Española del Corazón (FEC). El curso incluye además, el taller 'Los productos de mi Tierra', que permite que los menores conozcan de primera mano en las instalaciones de productores agroalimentarios el origen de los alimentos de su región y comprueben la importancia que tiene la producción local.