Aecoc ha celebrado en Madrid el Congreso de Prevención de Pérdida donde se ha analizado la colaboración entre el ámbito público-privado para la lucha contra el hurto comercial así como la reforma del Código Penal y un sistema de protección integral del comercio.

El secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, ha inaugurado el evento con un amplio análisis de la reforma del anteproyecto de ley de Protección del Comercio. Ante un panorama en el que los comercios españoles pierden al año más de 2 millones y medio de euros por la pérdida desconocida, el Secretario de Estado ha asegurado que la reforma "no es un mero cambio de modelo, sino un nuevo sistema de protección que garantiza una mejora en la gestión de los recursos". Fernando Román ha asegurado que la reforma de los tipos penales y la revisión del sistema de penas garantizan una mayor protección al comercio. Tanto el secretario como Manuel Foix, jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid, han coincidido en la importancia de la eliminación de las faltas, de modo, que todos los hurtos van a ser procesados como delitos.

Por su parte, Antonio del Moral, magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, ha analizado la importancia del nuevo proceso de detención o de medidas cautelares que se podrán adoptar en el proceso por delitos de hurto leves, que hasta ahora sólo se califican de faltas. Y en su intervención, Jesús Zarzalejos, doctor en Derecho y profesor de Derecho Procesal de la Universidad Complutense de Madrid, ha destacado "la necesidad de buscar un sistema que agilice los procedimientos" e incremente la eficacia para sancionar a los delincuentes.

Los profesionales presentes en la sala y preguntados por la reforma del Código Penal, han asegurado en un 66% que creen mejorará la lucha contra el crimen siempre que se modifique la definición de delito leve de hurto. 

Amenazas del entorno 3.0

Las nuevas tecnologías y el entorno 3.0 suponen también nuevas amenazas para los empresarios, que, a su vez, tienen en el e-commerce una importante fuente para estimular sus negocios. Nieves Gamoneda, jefa de la sección de fraudes digitales de la Brigada Central de Seguridad Informática del Cuerpo Nacional de Policía, ha tipificado en 4 áreas los delitos informáticos más habituales, que son el Hacking -disponibilidad de los datos y la confidencialidad de los mismos-, la piratería digital, el material pornográfico infantil y los fraudes digitales.

Rubén Morán, subdirector de la Unidad Central de Delitos Informáticos de los Mossos d'Esquadra, por su parte, ha afirmado también que "la seguridad es una inversión". Mientras que, Óscar de la Cruz, comandante del Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, ha puesto en valor la información de las empresas y la importancia de su protección.

Los delitos en el entorno 3.0 que más se dan en la actualidad son las extorsiones, los delitos contra la propiedad intelectual y comercial, la intrusión y el fraude. En este sentido, los asistentes al congreso de Aecoc de Prevención de Pérdida han afirmado en un 49% que las áreas de sus compañías se coordinan para establecer sistemas de protección global.

También ha participado en el encuentro el Grupo Eroski, que de la mano de su director de operaciones, Alberto Madariaga y de su director de aprovisionamiento, Sergio de Miguel, ha analizado su sistema integral de protección ante la pérdida, que incluye todo el producto que se desperdicia por parte de la distribución. Para Sergio de Miguel, es necesario hacer un diagnóstico interno para plantear la estrategia de la compañía. Eroski plantea un cambio cultural en el plan integral de reducción de pérdida de la compañía, que definen como un modelo comercial de protección que va desde el aprovisionamiento hasta el paso por caja en el punto de venta, un cambio de paradigma en el que la implantación de nuevos procesos y herramientas es tan importante como la gestión del cambio y de los equipos humanos.