Lidl ha abierto nuevas tiendas recientemente con las que alcanza en 2013 un total de 14 inauguraciones y  una inversión de 160 millones de euros, superando en un 25% los 120 millones planificados inicialmente para este ejercicio.

Las nuevas aperturas se han llevado a cabo en Vic (Barcelona), en Ferrol (A Coruña) y en Tomelloso (Ciudad Real) y han supuesto una inversión de más de 5 millones de euros y la creación de 20 nuevos puestos de trabajo directos.

Igualmente, la cadena finaliza el año con la ampliación de la plataforma de Montcada i Reixac (Barcelona) y el inicio de las obras de la nueva plataforma logística en el municipio de Lorquí (Murcia). Esta nueva infraestructura logística, cuya inauguración tendrá lugar en 2014, será la novena de Lidl en suelo español, tendrá una superficie de 40.000 m2 y dará empleo a 200 personas cuando opere a pleno rendimiento. 

Además de las nuevas tiendas e infraestructuras logísticas, una partida muy importante de la inversión realizada en este 2013 se ha destinado a actuaciones sobre el resto de tiendas de la cadena en España, con la renovación de más de 70 tiendas.

Lidl se encuentra en pleno proceso de modernización y transformación de sus tiendas más antiguas para adaptarlas a los nuevos estándares de imagen de la cadena, hacerlas más eficientes desde un punto de vista energético e incrementar el protagonismo del surtido de productos frescos con el fin de mejorar la experiencia de compra del cliente.