Lidl ha estrenado una nueva tienda en Girona, situada en la avenida Josep Tarradelles i Joan s/n, en la que ha invertido más de 6 millones de euros. Este establecimiento sustituye al antiguo inmueble situado en la carretera de Barcelona. La plantilla de la tienda constará de más de una veintena de empleados, de los cuales una decena son de nueva contratación, duplicando así el número.

Para poder realizar sus compras, los clientes que visiten la tienda dispondrán de 84 plazas de aparcamiento y un amplio horario comercial comprendido entre las 9:15 y las 21:15 horas, de lunes a sábado.

El cambio de ubicación permite ampliar en un 50% la sala de ventas, siendo la del nuevo establecimiento de unos 1.300 m2, dando cabida a novedades en el surtido como son las secciones de pescado fresco, pan y bollería recién horneados. Los clientes que visiten el establecimiento podrán encontrar el surtido habitual de Lidl, compuesto por unas 1.600 referencias como son fruta y verdura, carne y pescado fresco, panadería y bollería horneada en tienda, así como producto envasado.