Lidl ha hecho balance de 2016 este martes, 16 de mayo, en Madrid, y presentado algunos de sus proyectos para este año. La cadena de supermercados incrementó sus ventas netas un 9,4% el pasado ejercicio, hasta alcanzar los 3.335 millones de euros; una cifra que le consolida como el quinto operador del mercado español, con una cuota de mercado del 4,1% -un 0,5% más que en 2015-.

Según el mensaje lanzado durante la presentación por los responsables de la compañía, Ferrán Figueras, director general de Finanzas; Miguel Paradela, director general de Compras, y Amalia Santallusia, directora de RR.HH., la cadena de supermercados seguirá impulsando su negocio en España a través de una apuesta firme por la sostenibilidad. Así, la estrategia de Lidl se centrará en mantener el crecimiento experimentado en los últimos años, "apostando por las personas, por los productos sanos y saludables y por una inversión sostenible", sin renunciar a su máxima de "ofrecer la mayor calidad al mejor precio".

En 2016 dedicó a inversiones una cifra récord para la compañía de 368 millones de euros. En 2017 la empresa prevé mantener esta línea afrontando una inversión que superará los 300 millones de euros

Según ha informado Ferrán Figueras, desde su llegada a España en 1994 Lidl ha realizado una inversión continuada que totaliza los 2.600 millones de euros; mientras en el último ejercicio dedicó a este capítulo una cifra récord para la compañía de 368 millones de euros, y en 2017 prevé mantener esta línea superando los 300 millones de euros. La mayor parte de este dinero se destinó a su red de tiendas, con la construcción de nuevos establecimientos y la reconstrucción integral de puntos de venta ya existentes. En 2016 Lidl inauguró 39 nuevas tiendas en España y en 2017 planifica abrir una treintena más. Actualmente cuenta con 540 establecimientos en el país y una superficie comercial de 560.000 metros cuadrados.

El director general de Finanzas de Lidl ha asegurado que la estrategia de expansión se centra "en mejorar la rentabilidad de nuestras tiendas y, a la vez, abrir nuevos establecimientos en aquellas zonas donde aún no estamos presentes, con el objetivo de estar cada vez más cerca de nuestros clientes. En este sentido, estamos implantando un nuevo modelo de tienda en España, más amplia, moderna y sostenible, que mejora la experiencia de compra, atendiendo así a las necesidades del consumidor español". Igualmente, en el marco de la estrategia de expansión Lidl, continúa ampliando su superficie logística y el pasado año puso en marcha en Alcalá de Henares (Madrid) su 10ª plataforma logística, que cuando opere a pleno rendimiento en 2018, será la más grande, sostenible y avanzada del Grupo Lidl en Europa.

Las claves del producto

En los últimos años Lidl está impulsando la alimentación saludable en sus lineales. El producto fresco, clave para fomentar una dieta equilibrada, se incrementó un 11,8% en el último año y ya representa más del 30% del surtido, según ha señalado Miguel Paradela. También, dentro de este marco, la empresa está reduciendo progresivamente la presencia de azúcar en sus artículos de marca propia y se compromete en 2017 a reducir el 33% de azúcar de la mitad de las referencias de bebidas azucaradas de sus marcas Freeway y Solevita, lo que equivale a eliminar 1.000 toneladas de azúcar de su surtido en sólo un año.

Paralelamente, colabora con sus proveedores para la eliminación progresiva de aditivos en sus productos ofreciendo todos los artículos de marca propia libres de colorantes artificiales y de grasas hidrogenadas. También está aumentando progresivamente el surtido de productos sin gluten y sin lactosa; y en 2016 ha duplicado su surtido BIO, previendo incrementarlo un 50% en 2017 hasta alcanzar las 90 referencias. En este sentido, Miguel Paradela ha anunciado durante la presentación que a lo largo de 2017 eliminará el 100% del aceite de palma de su surtido BIO.

En 2017 eliminará el aceite de palma de su surtido BIO y quiere reducir un 33% el azúcar de sus bebidas azucaradas. Ell 80% de los huevos frescos que vende proviene de gallinas criadas en suelo

Según indicó el director general de Compras de Lidl, "en la actualidad el 95% de todo nuestro surtido no contiene aceite de palma y trabajamos continuamente con nuestros proveedores para reducir su presencia en el resto de productos, en el marco de nuestra apuesta por las materias primas sostenibles". Asimismo, Paradela recordó que en cualquier caso el 100% del aceite de palma utilizado por la compañía cuenta con la certificación internacional más exigente a nivel de sostenibilidad medioambiental.

Lidl es también la cadena de supermercados española con mayor certificación de pesca sostenible, un 25% de su surtido de pescado, que prevé incrementar hasta el 35% este año. En el marco de esta apuesta, la firma también está dejando de comercializar progresivamente huevos de gallinas enjauladas. A día de hoy el 80% de los huevos frescos que vende en sus tiendas proviene de gallinas criadas en suelo, un porcentaje que alcanzará el 100% a finales de año.

Paradela ha insistido en que Lidl continúa apostando por el producto español, que ya representa más del 70% de su surtido, el doble que en 2008, según ha indicado el directivo. En 2016 compró 3.200 millones de euros en España, de los cuales 1.700 se destinaron a la exportación a las 10.000 tiendas que el grupo tiene en Europa. La cadena sigue siendo el primer cliente de la huerta española, adquiriendo el 7% de la producción total de fruta y verdura española. De esta forma, el pasado año compró 1,4 millones de toneladas, exportando el 85%. En 2016 reforzó, igualmente, su compromiso con el producto español renunciando al mercado lácteo internacional para comercializar sólo 100% leche española bajo su marca propia Milbona, según ha explicado Miguel Paradela.

Generador de empleo

Según ha expresado durante el encuentro la directora de RR.HH. de Lidl, Amalia Santallusia, la empresa es una de las más dinámicas en la generación de empleo en España; concretándose en que los dos últimos años ha creado 2.200 nuevos puestos de trabajo, incrementando su plantilla en más de un 20%. Durante 2016 generó 1.000 nuevos empleos, un 25% más de lo inicialmente previsto, y actualmente cuenta ya con 12.500 empleados.

Santallusia ha resaltado también que el pasado año la compañía firmó su primer convenio colectivo, homogeneizando así las condiciones laborales de toda su plantilla en España. "En Lidl nos hemos marcado el objetivo estratégico de ser el mejor empleador del sector y la puesta en marcha del convenio colectivo nos ha proporcionado el marco adecuado para garantizar nuestro crecimiento sostenible en el ámbito laboral, no sólo a nivel cuantitativo sino sobre todo a nivel cualitativo, ya que mejora las condiciones retributivas, la estabilidad y la conciliación de las personas", ha indicado la directora de RR.HH. de Lidl.

La cadena generó 1.000 nuevos empleos en 2016 y formó al 80% de su plantilla

"Además de ofrecer el sueldo mínimo más elevado del sector (8,57 euros/h), el nuevo convenio garantiza la estabilidad laboral y a día de hoy el 95% de la plantilla de Lidl cuenta con un contrato indefinido. Asimismo, ha permitido mejorar las condiciones de conciliación del 81% de los empleados", según ha explicado Santallusia.

Con el objetivo de fidelizar el talento, Lidl continúa apostando por el desarrollo de sus empleados y durante el pasado ejercicio invirtió 13 millones de euros en formación interna, un 136% más que en 2015, para formar al 80% de sus trabajadores. Como resultado, el 6,5% del total de la plantilla vio mejorada su categoría profesional. La cadena sigue trabajando para introducir la formación dual en el sistema educativo del país y desarrolla programas de formación a nivel público en Cataluña, Madrid, Baleares y Andalucía. Durante el próximo curso lo hará también en el País Vasco y en Canarias. Como reconocimiento a su labor en este ámbito, el ministerio de Educación y Seguridad Social recientemente le ha otorgado el sello "Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven".