Mercadona está recuperando de forma progresiva el servicio de Listo para Comer, su sección de platos recién hechos, paralizado durante el Estado de Alarma. La compañía tiene previsto que dicho servicio esté operativo en 200 supermercados en julio y 500 en octubre, a los que habrá que sumar 150 nuevas implantaciones antes de que termine el año.

Paralelamente, Mercadona ha decidido intensificar sus inversiones para seguir consolidando la sección Listo para Comer tanto en España como en Portugal. Concretamente, destinará más de 170 millones en 2020, lo que le permitirá cerrar el año con este servicio operativo en un total de 650 tiendas de ambos países y con una plantilla de más de 4.000 trabajadores con formación específica.

Asimismo, la compañía ha ampliado el surtido con nuevos platos saludables, como menestra de verduras o distintos tipos de pescados, como dorada, salmón y bacalao con guarnición; más bocadillos como el brioche vegetal, la hamburguesa de Angus o el bocadillo de jamón; y un nuevo mostrador de Hot Deli con un surtido de asados, como pollo, costillas o patatas, en donde destaca el Frango, pollo típico de Portugal. 

Todas estas nuevas referencias son servidas en envases sostenibles elaborados con caña de azúcar o de cartón.