La empresa española Tier1 ha llevado a cabo, a través de un proyecto de I D i desarrollado con su filial Comerzzia y financiado por Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), un programa de fidelización omnicanal en el que se integra un robot social capaz de interactuar con los clientes de manera personalizada en la tienda. El robot, denominado Mercurio en honor al dios romano del comercio, es capaz de reconocer a los clientes y puede recomendarles promociones y ofertas en función de su historial de compra.

Comerzzia ha desarrollado el software para que el robot sea capaz de reconocer a los clientes por sus facciones y recomendarles promociones y ofertas en función de su historial de compra, entre otras funcionalidades. El incentivo otorgado por CTA está íntegramente subvencionado por la Consejería de Economía y Conocimiento y el Ministerio de Economía y Competitividad.

El robot ya está disponible en el mercado y, según explica el director general del Grupo Tier1, Javier Rubio, podrá recibir el pedido del cliente realizado desde su teléfono móvil y acompañarle en el comercio para mejorar su experiencia de compra, así como reconocer al cliente a partir de la segunda visita, del que tendrá información suficiente, a partir de su historial de compras, preferencias, e incluso información recabada en las Redes Sociales, como para asesorarle de manera acertada de acuerdo a la oferta disponible en tienda.

Además, Comerzzia lanzará también en breve al mercado un nuevo desarrollo para automatizar con robots operaciones habituales del comercio como la gestión de pedidos, reposición de stock tanto en almacenes como en la propia tienda. El objetivo es conseguir entornos donde la convivencia entre robots y personas sea posible. Rubio afirma que "el retailer o minorista se beneficiará de un cambio radical en la estructura de costes y nuevas corrientes de ingresos que le permitirán ganar en competitividad y agilidad".

El proyecto de I D i, denominado Smart Omnichannel Retail y en el que participan dos grupos públicos de investigación de la Universidad de Sevilla (el grupo de Automática y Robótica –AICIA- y el grupo de Sistemas Informáticos), pretende adaptar el software de TPV de Comerzzia a las nuevas necesidades del consumidor, que interacciona con la marca y el comercio mediante múltiples formas y canales, como el teléfono móvil o las redes sociales, y que entiende la fidelización como una obligación del propio comercio. Para ello, integra en el software o plataforma para gestión de tiendas las últimas tecnologías relacionadas con robótica, Big Data, Internet de las Cosas (IoT) y tecnología IPS (Indoor Positioning System o reconocimiento de la posición en el interior del comercio).