Hasta un 38% de los hogares del País Vasco, es decir 4 de cada 10, podría ser cliente de Mercadona dentro de seis años, según las proyecciones elaboradas por la consultora Kantar Worldpanel. El análisis está basado en los nuevos clientes que suele generar la cadena cuando entra en un territorio virgen, y según su plan de aperturas anunciado el pasado año.

Además, tiene en cuenta la posición actual de Mercadona en Euskadi, que a pesar de no tener tiendas es conocida por un 90% de los hogares vascos. Es más, un 29% de éstos ya compra allí de manera puntual en desplazamientos a otras provincias.

Para lograr cumplir estas predicciones, la cadena valenciana deberá adaptar su oferta al consumidor vasco. Estos hogares se diferencian de las familias del resto de España por su orientación a productos frescos y tradicionales. Entre sus productos más habituales destacan carnes, pescados, cremas y sopas y legumbres; por el contrario, los productos que menos presencia tienen en sus mesas son pastas, pizzas, arroz y bocadillos.

Primera apertura en Euskadi

Y es que Mercadona inauguró este 8 de octubre su primer establecimiento en Euskadi, concretamente en la calle Alto de Armentia en Vitoria-Gasteiz (Araba/Álava). La inversión realizada en este supermercado ha sido de 2,9 millones de euros y cuenta con una plantilla de 40 trabajadores.

El nuevo centro cuenta con una superficie de sala de ventas de 1.500 m2, donde se ubican todas las secciones habituales de Mercadona como las de carnicería, charcutería, perfumería, alimentación envasada, bebidas o droguería. Destacan también las renovadas secciones de productos frescos como la de pescadería con pescado directo de lonja, la de horno a granel, y la sección de fruta y verdura, que apuesta por la venta de productos frescos de proximidad.

Dispone de un aparcamiento con alrededor de 260 plazas. Además, Mercadona ha habilitado su servicio a domicilio y la compra online a través de la página web. Otro aspecto destacado de la tienda es su carácter ecoeficiente, ya que incorpora un conjunto de medidas (como recuperadores de calor, iluminación más eficiente, temporizadores y puertas automáticas) que reducen hasta un 20% el consumo energético.

Con la puesta en marcha de este supermercado, Mercadona mantiene su apuesta por Euskadi, donde inaugurará otras dos nuevas tiendas antes de que finalice el año (ambas en Vitoria-Gasteiz).

Durante los próximos seis años, Mercadona se ha comprometido a generar valor en Euskadi con la apertura de 25 tiendas en ese periodo, la creación de 1.000 empleos estables, una inversión superior a los 50 millones de euros y unas compras anuales a proveedores agroalimentarios y de servicios de Euskadi por valor de 150 millones de euros.