Vegalsa-Eroski construirá una nueva plataforma logística de productos frescos en el polígono industrial de Sigüeiro, en el Concello coruñés de Oroso. Estas nuevas instalaciones contarán con una superficie de 14.000 metros cuadrados.

La nueva plataforma tendrá una capacidad para procesar unos 223.000 palés de fruta, 65.000 de charcutería y 70.500 de lácteos anuales al comienzo de su actividad y con margen de aumento de su capacidad máxima, suponiendo con respecto a la capacidad de la actual plataforma de frescos de la compañía un aumento de volumen de palés del 13,4%.

La inversión para esta nueva plataforma asciende a 18,5 millones de euros y en su construcción trabajarán 130 personas y 80 empresas, de las cuales el 90% son gallegas. Tras haber iniciado las obras la pasada semana, está previsto que entre en funcionamiento el primer trimestre de 2022 con una plantilla de alrededor de 140 personas.

Esta nueva plataforma permitirá a Vegalsa-Eroski abastecer a sus 268 tiendas actuales en Galicia, Asturias y Castilla y León

“La nueva plataforma logística de frescos en Sigüeiro nos permite afrontar con garantías e ilusión los nuevos retos que asumimos en Vegalsa-Eroski en lo que a crecimiento y generación de empleo en Galicia se refiere. Una infraestructura que responde además a la necesidad de contar con una instalación en una localización estratégica que nos permita una mayor eficiencia en la distribución de alimentos frescos a los 268 establecimientos que conforman nuestra red comercial en Galicia, Asturias y Castilla y León”, explica el director general de Vegalsa-Eroski, Joaquín González.

Además, tiene planificada la automatización de parte de los procesos lo que redundará en beneficio del tratamiento al producto fresco que llega a los supermercados y en la mejora de la calidad del trabajo. La sostenibilidad será otra de sus características al sumar instalaciones más respetuosas con el medio ambiente, optando por un sistema de refrigeración por CO2 transcrítico como sustituto de freón ya que el CO2 como refrigerante natural no afecta a la capa de ozono.

De igual forma, se instalarán paneles frigoríficos con un índice muy bajo de transmisión térmica; pavimento interior con aislamiento térmico, un sistema de recuperación de calor de la central frigorífica como apoyo al circuito de ACS; puntos de carga formados por un sistema de plataformas hidráulicas y abrigos para evitar roturas por puente térmico con el exterior en los momentos de carga y descarga, placas fotovoltaicas para el aprovechamiento de ACS e iluminación led para reducir el gasto energético.