La compañía gallega Vegalsa-Eroski ha invertido durante el primer semestre de este año un total de 2,1 millones de euros en innovación y mejora de servicios en los establecimientos de su red comercial tanto en Galicia, como Asturias y Castilla y León en beneficio de la sostenibilidad, la ergonomía y la seguridad de compra en sus centros, tras decretarse el estado de alarma por coronavirus.

“Nuestra constante apuesta por la innovación nos permite responder a las necesidades de nuestros clientes para garantizar su seguridad y un servicio óptimo en nuestra red de establecimientos. Pero también a las necesidades de nuestros trabajadores para que puedan desempeñar sus funciones en las mejores condiciones que requiera su puesto de trabajo porque nuestros clientes y trabajadores son nuestra máxima prioridad”, según explica el director de obras y mantenimiento de Vegalsa-Eroski, Miguel Mesejo.

En materia de sostenibilidad, la compañía, siguiendo con su política de compromiso medioambiental, continuó con la implantación de sistemas de iluminación led en sala de ventas así como iluminación específica led también en las distintas secciones y con la incorporación de autómatas en la instalación eléctrica. En la parte de refrigeración y climatización, continuó apostando por la integración de centrales frigoríficas de CO2 así como por la renovación de equipamiento frigorífico y de climatización en los centros para reducir el impacto medioambiental a través del ahorro energético y la utilización de sistemas con refrigerantes naturales. Además, intensificó sus actuaciones de reciclaje y reutilización de los envases y embalajes para reducir el impacto de su actividad en el entorno y poder alargar el ciclo de vida de estos.

En lo que respecta a la ergonomía en el trabajo, la compañía incorporó nuevo equipamiento adaptado a los puestos de trabajo como mesas regulables y cepos en las secciones de carnicería o la instalación de puertas rápidas para almacén y, desde el decreto del estado de alarma por la Covid-19, para garantizar la seguridad tanto de trabajadores como de clientes, la compañía llevó a cabo diversas medidas anti-covid, como la instalación de más de 2.000 pantallas y mamparas de protección, cintas separadoras y la implementación de un innovador sistema de conteo en tienda para el control de aforo en 35 establecimientos de su red comercial con gran afluencia de clientes y doble entrada. Una solución que cuenta con una
pantalla de aviso con datos en tiempo real de la capacidad disponible así como un aviso automático en local si se supera el aforo permitido.

Vegalsa-Eroski cuenta en Galicia, Asturias y Castilla y León con 270 establecimientos entre propios y franquiciados bajo las marcas comerciales Hipermercados y gasolineras Eroski, Eroski/Center, Autoservicios Familia, Cash Record, Eroski/City, Aliprox y Rapid. Su estructura comercial en Galicia se extiende por las 4 provincias gallegas y cuenta con una moderna plataforma de mercancías generales, situada en Sigüeiro, A Coruña, además de las plataformas de productos frescos de A Coruña y centros de redistribución en Vigo y Ourense. Por su parte, la división de Autoservicios Cash Récord de Vegalsa- Eroski cuenta con un mapa comercial compuesto por 18 centros distribuidos homogéneamente entre Galicia y Asturias, con fáciles y rápidos accesos en áreas empresariales con buenas comunicaciones.