Dentro del proceso consolidación iniciado tras las adquisiciones de Bodybell y Perfumerías If, a través de su estrategia #ForWardBeauty, Douglas aborda ahora una unificación y optimización de sus procesos, estructuras y protocolos de organización para operar de una forma única, homogénea y reconocible en sus puntos de venta de toda España.

Este proceso, que concierne únicamente a su red de tiendas en España, supone terminar la estandarización de procesos de gestión en tiendas, además de mejoras en las políticas de incentivos comerciales, estableciendo criterios que priman el trabajo el equipo, sistemas de optimización de la eficacia de servicio al cliente, así como una actualización de las políticas de retribución.

Persigue operar de forma única, homogénea y reconocible en toda su red de tiendas

 

Igualmente establece un modelo de organización de horarios y turnos de personal en tiendas, de forma que se optimice la atención al cliente en los periodos de mayor flujo de visitas, y permita, simultáneamente, flexibilizar las jornadas laborales, y racionalizar descansos y turnos de trabajo en fin de semana.

Algunas de estas mejoras y actualizaciones se articularán a través de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, para lo que se ha iniciado el proceso para abrir un periodo de consultas con los representantes legales de los trabajadores, si bien la compañía avala que esta negociación en ningún caso supondrá destrucción de empleo y garantiza el mantenimiento de los salarios base de sus trabajadores.

Este nuevo modelo redundará en una mejora generalizada de la compañía en España. En este sentido, Ana Rojo Guisasola, CEO de Douglas en España, ha explicado que “tras una primera fase de reorganización e inversión en la que Douglas España ha crecido exponencialmente, la compañía encara esta última fase con el objetivo de consolidar y armonizar sus procesos, estructuras y protocolos para operar de una forma única, homogénea y reconocible en toda nuestra red de tiendas”.