Linde Material Handling presentó en LogiMAT su prototipo de dron de inventario, con una anchura de 50 centímetros, seis rotores, una cámara, un escáner lector de códigos de barras y un telémetro.

Desde la compañía explican que el dron toma fotografías de la localización de los palés y captura los códigos de barra de los bienes almacenados. Cuando alcanza el último nivel, se desplaza a derecha e izquierda, sincronizado con el apilador automatizado Linde, que permanece en el suelo y continúa con el proceso de documentación de arriba a abajo.

A continuación, se desplaza hasta la siguiente posición y asciende de nuevo, repitiendo este patrón hasta que haya rastreado todos los palés y haya transferido toda la información al ordenador. Así, el programa muestra la posición del estante en la pantalla, incluyendo el correspondiente código de barras y su fotografía.

"Lo que nos hace diferentes es que utilizamos nuestro dron junto con una carretilla automatizada", explica el responsable de vehículos de almacén de Linde Material Handling, Tobias Zierhut. El apilador automático de Linde, L-MATIC, guía al Flybox durante la labor de inventariado. Ambos vehículos se encuentran interconectados a través de un conversor de voltaje y un cable autoajustable.

De este modo, tal y como explican desde la compañía, han resuelto "los dos retos que siempre impedían el uso de drones en los almacenes". Por un lado, la energía (las baterías de los drones suelen durar unos 15 minutos) y, por otro, la localización bajo techo sin recepción GPS. Debido al sistema de geonavegación, se puede saber exactamente dónde se encuentra el dron. El vehículo transmite las coordinadas de superficie y un sensor del altura instalado en el dron mide la altitud.

Linde Material Handling prevé lanzar al mercado el Flybox el año que viene y ofrecerlo como un extra opcional en sus vehículos automatizados MATIC. El dron se comercializará en un embalaje de 1,5 x 2 m compatible con el apilador y podrá colocarse sobre los brazos de carga o las horquillas de vehículo robotizado en el momento de realizar el siguiente inventario. Una vez que el dron haya escaneado la posición de todos los niveles de almacenamiento, volverá al punto inicial de despegue.