Aral Digital.- El Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) ha presentado las bolsas de plástico que se disuelven en el agua como uno de los avances en plásticos biodegradables a nivel mundial durante el III Seminario Internacional sobre Plásticos Biodegradables, celebrado en Valencia.

Las bolsas de plástico biodegradable, elaboradas a partir de almidón de patata, trigo y maíz, son compostables, renovables, reciclables, incinerables y tan resistentes como las bolsas de plástico convencionales. Si bien una bolsa de supermercado puede tardar 100 años en desaparecer, las biodegradables lo hacen en tan sólo 90 días.

“Este seminario internacional que Aimplas organiza se ha convertido en una herramienta fundamental para minimizar el impacto de los residuos plásticos y respetar el medio ambiente, gracias a la investigación y al desarrollo de los polímeros biodegradables”, señala Ignacio Aramendia, director del Instituto Tecnológico del Plástico.

Entre otras iniciativas, Aimplas ha coordinado el proyecto Picus, por el que se ha desarrollado fibras de plástico totalmente biodegradables, con la finalidad de ser comercializadas y utilizadas en redes de envase, embalaje y cuerdas trepadoras para cultivos de invernadero, con la ventaja de servir como compostaje para la tierra, respetando así el medio ambiente.

Asimismo, también ha desarrollado el proyecto Trigger, basado en el desarrollo de un nuevo plástico (film) biodegradable para uso en agricultura, a partir de almidón de guisante sin modificar químicamente, que preserva el medio ambiente.