ARAL Digital.- Las compañías españolas dedicaron en 2011 un 1,4% de sus presupuestos a la innovación, y el sector del gran consumo un 1,1%, según datos presentados por el director general de la consultora Kantar Worldpanel, Luis Simoes, en el Congreso Tecnomarketing 2012 organizado por Aecoc. Según Simoes estos datos nos separan de la media europea, en la que la apuesta por la innovación alcanza un 2,1%. Sin embargo, al consumidor español le gustan las novedades, tal y como lo demuestra el hecho de que 3 de cada 4 compradores adquiriese alguno de estos productos en 2011, invirtiendo una media de 24 euros anuales en sus compras de innovación. Además, según Luis Simoes, ninguno de los cuatro mayores fabricantes del sector del gran consumo hubiese crecido el pasado año de no ser por sus nuevos lanzamientos.

En opinión del director general de Kantar Worldpanel, los tres ejes fundamentales para “acertar” en innovación son: crear nuevos usos para los productos, atraer a nuevos consumidores y fomentar nuevos momentos de uso. Además, según ha indicado el directivo, sus trabajos de investigación confirman que el precio no es un elemento determinante ni del éxito ni del fracaso de las innovaciones.

También el vicepresidente de marketing wordlwide de la compañía The Colomer Group, Javier Asarta, ha analizado la importancia y los beneficios de la innovación. Asarta, que ha mostrado algunas de las novedades que su empresa ha desarrollado en los últimos años, ha destacado que todas ellas tienen seis componentes en común: deben hacer ruido, ser relevantes, únicas, impactantes, distintivas y propias. El directivo ha afirmado que su empresa se focaliza en el 20% de las actividades que generan el 80% del valor y ha recordado que el verdadero objetivo de la innovación es generar ventas incrementales.

Los más de 300 asistentes a Tecnomarketing 2012 han opinado también sobre el valor y beneficios de la innovación mediante un sistema de votación en sala. Concretamente, el 39% de ellos ha manifestado que la situación económica no les ha hecho ni incrementar ni reducir su apuesta por la innovación sino simplemente mantenerla, mientras el 33% ha declarado haber intensificado sus acciones en este ámbito en busca de nuevas oportunidades.