A lo largo de este año varios índices de sostenibilidad de Francia, Italia, Inglaterra y Estados Unidos han reconocido el esfuerzo en sostenibilidad de Henkel. Una vez más la compañía ha sido incluida en el índice de sostenibilidad Dow Jones Sustainability Index (DJSI World). Además, Henkel ha logrado permanecer por decimoquinta vez en el FTSE4Good ethical index y ha sido incluida además en índices como Ethibel Sustainability Index, Euronext Vigeo y Global Equity ECPI.

La calificación recibida se basa en los resultados económicos a largo plazo, criterios medioambientales y sociales, estándares en la cadena de suministro y la gestión de los empleados. Tan solo un 10% de las 2.500 empresas más grandes del mundo son seleccionadas por el índice Dow Jones Sustainability.

"Los excelentes resultados de estos ratings mundiales muestran que estamos en el buen camino para la implementación de nuestra ambiciosa estrategia de sostenibilidad del 2030", comentó Uwe Bergmann, head of sustainability management de Henkel. "Estamos creando mayor valor para nuestros clientes, consumidores, las comunidades en las que operamos y para nuestra propia compañía, mientras que al mismo tiempo reducimos nuestra huella medioambiental".

Además del reconocimiento en materia de gestión sostenible, Henkel ha sido distinguida por su estrategia de comunicación respecto a la sostenibilidad. Henkel publicó su primer informe anual mediambiental en 1992, convirtiéndose así en una de las primeras empresas alemanas en hacerlo. En 2016, la compañía ha publicado la vigesimoquinta edición de su "Informe de Sostenibilidad". Además, la sección de sostenibilidad en la página web de Henkel alcanzó también en 2016 el primer lugar en la clasificación NetFederation Corporate Social Responsability Bechmark, en la cual participaban otras 75 empresas alemanas.

Henkel Internacional cuenta con cerca de 50.000 empleados y en el año 2015 obtuvo unas ventas de 18.100 millones de euros, con un beneficio operativo depurado de 2.900 millones de euros.