AMDPress.- La filial española de Henkel ha adquirido el 100% de la sociedad catalana Solyplast, con sede social en Abrera (Barcelona) y dedicada a la fabricación de selladores y adhesivos para uso doméstico y profesional. Con una plantilla de unos 40 trabajadores, Solyplast era propiedad al 100% de la familia Viñals Espín y en 2001 obtuvo una facturación de 12,23 millones de euro (11,4 millones en 2000). Su factoría, de aproximadamente 6.500 metros cuadrados, está en Abrera, en el Bajo Llobregat.

La barcelonesa vende sus productos con las marcas Acrijunt 402, Solycol, Solystant, Solypac, Stanplast Acrilic, entre otras, y cuenta con una importante presencia en los mercados exteriores (especialmente de Europa, Latinoamérica y Norte de Africa), en los que facturó más de dos millones de euros en 2001.