AMDPress.- El grupo químico catalán encabezado por La Seda de Barcelona, SA ha aprobado en la Junta General Extraordinaria de accionista celebrada ayer, 7 de abril, una ampliación de capital por importe máximo de 60,10 millones de euros y la compra de la fabricante de PET portuguesa Selenis, ya negociada en la cifra de 35 millones de euros. Según todas la previsiones, la ampliación se realizará en un 66% en efectivo y el 34% restante con cargo a reservas, actualmente situadas en 35,83 millones de euros.

Por parte de La Seda, esta compra es la primera gran operación que se acomete desde que concluyera la OPA lanzada a últimos de 2002 por parte de PC S.XXI Inversiones Bursátiles, SL, que concluyó en febrero de 2003 con un 13,68% de las acciones en manos de esta sociedad instrumental detrás de la cual está el grupo saudí Aba Husain.

Selenis es el cuarto productor de PET de la Península, con fábrica en Portoalegre (Portugal) recientemente ampliada de 40.000 a 60.000 toneladas anuales (la última cifra aportada por La Seda sitúa esta capacidad en las 100.000 toneladas). Se trata de una empresa (al antigua Trevira) en la que figura como accionista destacado el grupo luso Imastosgil -además de las firmas inversoras Baring e Ibersuizas-, el cual también entró como socio en La Seda en octubre de 2002 comprando un 5%, que actualmente habría elevado hasta un 10% y tendría comprometidas nuevas compras de paquetes que situarían su posición muy cerca del 19%.

La compra de Selenis permite al grupo La Seda convertirse en el primer grupo peninsular productor de PET, al contar ya con su filial Catalana de Polimers, SA, fabricante de PET con fábrica en El Prat de Llobregat (Barcelona), definitivamente convertida en el principal de sus negocios.

Tanto la ampliación de capital como la compra de Selenis, han venido a confirmar los rumores que desde la llegada de Imatosgil venían circulando en torno a la posibilidad de esta operación. De hecho, el anuncio de la ampliación se acompañó con el desbloqueo que pareció afectar al plan de inversión de 18 millones de euros que se anunció hace un año. Con este plan está previsto que entre 2004 y 2005 esté completada la ampliación de 50.000 toneladas con la que Catalana se situará en las 175.000 toneladas de capacidad de producción anual de resina de PET.